Análisis de Impacto

Aspectos a tener en cuenta en el Análisis de Impacto al Negocio (BIA)

Dada la variación económica que se vive a diario en función de las políticas financieras que se manejan, la evaluación de riesgos resulta imprescindible. Es necesario tomar conciencia no solo de las amenazas que ponen en riesgo la supervivencia de la compañía, sino también los riesgos que pueden aparecer como consecuencia de las mismas.
Es recomendable dejar de lado la tan sobrevaluada evaluación de un experto que no siempre será tan objetiva como realmente se necesita ni tan acorde con la percepción que se tiene de la empresa que cada uno lidera.

Existe, en cambio, otra metodología para el análisis de las posibles amenazas y que es la denominada “Análisis de Impacto al Negocio (BIA)” pese a su gran utilidad, muchas veces este análisis no es considerado o es dejado de lado y ello tiene que ver con la falta de experiencia en su uso e implementación.

 ¿Cómo opera el BIA?

Su procedimiento se basa en la examinación de los factores que pueden interrumpir un negocio. Con este análisis se sabe cómo incide el riesgo en la empresa y se pueden organizar acciones que tiendan a la prevención ante los escenarios más complejos que puedan aparecer.

 Características de un BIA y su importancia en el proceso de gestión de riesgos de una entidad:

  1. Tipología de análisis: se trata de un estudio con el que se mide cómo pueden impactar daños en los procesos vitales de un negocio que generan los productos o servicios. El resto de los procesos operativos no se contemplan en este análisis.
  2. Operador del análisis: durante el análisis se deben tomar decisiones de valor para la empresa. Es por ello que se recomienda que los responsables de los procesos a evaluar sean los encargados de la puesta en marcha del análisis.
  3. Puesta en marcha del BIA: el análisis de Impacto al Negocio se recomienda que sea desarrollado bajo la metodología de talleres en los que pueden participar todos los responsables de los procesos.
  4. Estimación del impacto: la implementación del BIA ofrece algunas ventajas en relación con el resto de los métodos de análisis de riesgos. Ellas son:
    – Se toma en cuenta para el análisis, el peor escenario posible en relación con la época del año, el día, etc. De esta manera se puede llegar a evaluar la pérdida máxima potencial y así tomar decisiones en función de este dato.
    – En el análisis del impacto se aconseja no tomar en cuenta las medidas que ya se estén utilizando para el control porque dicha acción podría llevar a la consideración de falsas expectativas en relación con lo estrictamente necesario.
    – Para el análisis del impacto económico se realizan intervalos que tienen que ver con la determinación del lapso máximo que se permite de interrupción.
    – Con los resultados que se obtienen en el BIA, se logra obtener una visión del riesgo completamente nueva, lo que permite tomar decisiones en relación con:
    – El tiempo de interrupción que resulta aceptable en función del conocimiento de las pérdidas que se tendrán.
    – El nivel más ínfimo en relación con la recuperación del proceso. De acuerdo con lo que se determine en este aspecto, los estándares pueden cambiar mucho.
    – El tiempo que se necesita para que el funcionamiento normal vuelva a restablecerse.

De la aplicación del BIA se logran visualizar datos valiosos acerca de las posibles amenazas que puede sufrir una compañía, esto permitirá crear efectivas anticipaciones. Resultará imprescindible, en este aspecto, una capacitación acorde para todos integrantes de los procesos involucrados sepan cómo actuar adecuadamente.
Si necesita más información ¡Contacte a nuestros especialistas en Consultoría de Negocio Aplicada!

Descarga nuestra plantilla

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.