Como lograr un DRP

Como lograr un DRP efectivo en seis pasos

La organización de las empresas puede ir variando y muchas veces su evolución no se adapta a enfrentar nuevos riesgos. La pregunta que sobrevuela en estos casos es:

¿Cuán resistentes son las organizaciones para salir ilesas de un desastre?

Según un informe publicado por Acronis llamado Global Disaster Recovery Index del año 2012, se pudo conocer que:
– Un 4 por cierto de las empresas sufrieron interrupciones en los servicios que prestaban a causa de los desastres naturales.
– Un 38 por ciento de las empresas tuvieron problemas en los servicios de información porque las instalaciones de los servidores sufrieron problemas eléctricos, incendios y hasta estallidos.
– Y un 52 por ciento de los problemas en los servidores de información se produjo por la falla humana, las consecuentes actualizaciones y hasta la incidencia de virus destructivos.

Esta problemática se explica con el testimonio de Fernando Mollón que es el VP de VMware Latinoamérica quien explicó que con el crecimiento de la infraestructura de TI, la complejidad también es superior y que, por consiguiente también es alto el nivel de desastres que se puede tener.

El conflicto se incrementa cuando se sabe que desde el momento en que se interrumpen los servicios de la empresa o cuando se pierde información debido a un desastre, las finanzas se ven afectadas de manera inmediata. ¿La solución? Tener organizado con anterioridad un Disaster Recovery Plan (DRP).

Sin embargo, esta planificación que debe tenerse en consideración para poner en marcha antes la eventual problemática en los circuitos de la información tiene que ser elaborada de manera consciente y no puede ser algo estándar. Las compañías requieren de un plan organizado a la medida de sus necesidades puesto que cada quien tiene diferentes sectores y distribución a proteger.

¿Qué considerar para armar el Disaster Recovery Plan?
Se debe tener en cuenta aspectos tales como el nivel de seguridad requerido, la tipología del negocio que se va a proteger y la ubicación en la que se encuentra la compañía.
Con estos 6 pasos podrás armar un plan efectivo para la Recuperación Ante Desastres:

Paso 1:
Dar forma al plan considerando las necesidades de cada uno de los departamentos y secciones que componen la empresa con especial atención al área gerencial.

Paso 2:
Analizar cuáles pueden ser los posibles desastres de que puede ser presa la compañía teniendo en cuenta los procesos y las operaciones que se llevan a cabo. En función de lo observado jerarquizar según el nivel de importancia, el orden que tendría que tener la recuperación. Para este paso se puede aprovechar el Recovery Time Objetive que proporcionará el tiempo de recuperación para cada sector.

Paso 3:
De entre las estrategias de recuperación existentes se eligen las opciones más efectivas para llevar a cabo si ocurriera un desastre. Para esta planificación se deben tener en cuenta el hardware, el software, los archivos, las bases de datos o las instalaciones entre otras posibilidades disponibles.
Asombra saber que de entre 95 compañías a las que se les consultó sobre su estrategia de DRP, el 20% dijo no tener nada planificado al respecto. El resto se completó con un 41% que expuso contar con un centro de datos configurado activo-pasivo; otro 21% adujo implementar una estrategia activa-pasiva, mientras que un 18% se manejaba con cintas de respaldo.

Paso 4:
Se debe tomar nota de cuáles son los componentes que resultan esenciales para la compañía. En esta lista se pueden considerar los inventarios, las copias de seguridad de los softwares, los listados y todo tipo de datos o materiales y documentación. Con la elaboración del Disaster Recovery Plan se distribuirán tareas a los diferentes departamentos y equipos de trabajo y para ello se deberá contar con el respaldo de la gerencia.

Paso 5:
Una vez diseñado el plan de recuperación se tiene que poner a prueba anualmente puesto que se tiene que tener conocimiento real de su efectividad. Esta evaluación anual también se necesita para:
– Saber que el plan sigue siendo válido y que funciona.
– Ver cuán compatibles son las instalaciones con los procedimientos.
– Tomar nota de cuáles son las áreas en las que se deben realizar cambios.
– Mantener la capacitación activa de los empleados.
– Y dar cuenta sobre cómo la organización está preparada para hacer frente a cualquier problemática que pudiera surgir en el ámbito de la información.

Paso 6:
Una vez verificado el correcto funcionamiento del Disaster Recovery Plan tras las correcciones que pudieran haberse necesitado, la gerencia tendrá la responsabilidad de dar la aprobación final para su implementación.

Con estos 6 simples pasos habrás avanzado mucho en cuanto a la solución de desastres en el área de la información de tu empresa. El Disaster Recovery Plan es tan indispensable como también lo es su adecuación a la nueva realidad que se vaya presentando en la compañía.
Si te interesa saber más del tema o necesitas una orientación extra visita nuestro sitio web. ¡Usted puede ser quien mantenga las finanzas de tu empresa siempre equilibradas!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.